miércoles, 17 de marzo de 2010

LA ESFINGE DE GUIZA


UN MITO BAJO LAS ARENAS


“Vigilante de los dioses”, es así como fue llamada la Esfinge de Guiza en Egipto, una imagen que fue creada con un propósito que tal vez fue de evidenciarles a las culturas futuras quien fue el Faraón Kefrén III, creador de éste símbolo que todos reconocemos a nivel mundial como propio de una sociedad donde los muertos descansan en sarcófagos majestuosos rodeados por innumerables tesoros.
Aquel esplendoroso monstruo con cabeza y pechos de mujer, cuerpo de león y alas de ave, fue la protagonista de cientos de relatos míticos donde cobraba vida y hacia una pregunta para los visitantes que desearan acceder al pueblo de Tebas.
Por tal razón, fue vista como un guardián, un protector incesante que deseaba mantener la armonía o por lo menos eso creían los egipcios, que ella era un ser lleno de poderos y de esta forma también la vio el Faraón Tutmosis IV, ya que desde su interpretación la Esfinge día a día en los sueños le decía cual era el camino que debía recorrer para ser uno de los mandatarios más recordados de todos los siglos.
En Egipto, un pueblo casi mágico rodeado por arenas; culturalmente le rezan a esta imagen, ella tiene templos ya que en su entender este símbolo que ha permanecido por tantos siglos es una señal de protección y de perseverancia, pues aunque el sol inclemente y los fuertes vientos han intentado derrumbarla, sigue en pie, vigilante de los dioses y esperando el momento en que ellos necesiten de sus servicios para resguardarlos de todo ser maligno, además su labor no acaba ahí pues para ella también es importante salvar a su pueblo de cualquier presencia perversa que los aseche.
Sin embargo, para muchas personas una escultura en piedra caliza tan grande no pudo ser realizada por humanos, ya que simplemente con admirarla se dan cuenta de su perfección, por lo que insisten en que a lo mejor pudo ser construida por seres que viven a millones de años luz de este planeta y que de algún modo dieron conocimientos nuestros a nuestros ancestros y ellos recrearon lo que estos arquitectos extraterrestres les mostraron.
Como haya sido el origen de esta impresionante escultura o los misterios que guarde, siempre serán de asombro para la humanidad y sin importar lo que este vigilando, se convierte en una imagen inconfundible para la memoria de todos aquellos que la observan y vena un titán que espera para ser comprendido por toda la humanidad.



JUAN CARLOS ALZATE FERNÁNDEZ
REPRESENTACION SIMBOLICA
UNIVERSIDAD CATOLICA
COMUNICACION SOCIAL

4 comentarios:

Diana Lorena dijo...

La esfinge de Giza, arte egipcio:

Esfinge: Tiene dos acepciones, bien monstruo, con cabeza y pechos de mujer, alado y con cuerpo y extremidades de león. Por otra parte, también puede ser cabeza humana sobre cuerpo de felino. En Egipto la más conocida es la esfinge de Gizeh, que acompaña a la pirámide de Kefrén (o tal vez a la de Keops) y que representa al faraón, su fuerza y su coraje.

La Gran Esfinge se realizó tallando un montículo natural de roca caliza en la meseta de Giza. Tiene una altura de unos veinte metros, midiendo el rostro más de cinco metros. La cabeza podría representar al faraón Kefrén teniendo el cuerpo la forma de un león. En épocas antiguas estaba pintada en vivos colores: rojo el cuerpo y la cara, y el nemes que cubría la cabeza con rayas amarillas y azules. Sus dimensiones aproximadas son: 57 metros de longitud y veinte de altura.
La Gran Esfinge de Giza es una monumental estatua que se encuentra en la ribera occidental del río Nilo, unos veinte kilómetros al sudoeste del centro de El Cairo.
Una de las características del Antiguo Egipto fue su singular arte, con monumentales obras que generalmente tenían carácter simbólico, funerario o religioso.
El arte egipcio se caracterizó por la fijación de pilares o motivos constantes desde el inicio de la historia del Egipto unificado hasta el final de la dominación romana. Este lapso de tiempo de casi tres mil años implicó un desarrollo en los patrones artísticos, los motivos, las figuras y las formas de expresión, con quiebres o innovaciones revolucionarias como fue el periodo amarniense, donde el arte sería totalmente innovador respecto a su herencia artística centenaria.


El arte egipcio es, indudablemente, la manifestación artística que más ha subyugado al hombre moderno.
La civilización egipcia no sólo creó una arquitectura, escultura y pintura de impresionante belleza, sino también toda una cultura que ha hecho soñar a investigadores, literatos y personas corrientes, donde se funde lo histórico, lo mítico y lo misterioso.
El arte egipcio es un arte que está muy relacionado con el medio en el que se desarrolla. Este medio influye en diferentes aspectos: por un lado el medio geográfico determina una cultura cerrada que hace un arte impermeable a influencias exteriores, que va a evolucionar poco y cuando lo va a hacer va a ser sobre sus propias formas debido a la falta de comunicación con el exterior.

baenae dijo...

MUY BIEN AHORA SI PARECE UN BLOG DE UNIVETASITARIOS, AUNQUE ALGUNOS AUN NO COMPRENDAN LA RELEVANCVIA DE PARTICIPAR EN EL.

LOS TEXTOS ESTAN MUY NUTRIDOS DE SUS EXPLORACIONES Y ARGUMENTOS ALREDEDOR DEL SIMBOLO Y QUE SE TRANSFORMAN EN LAS BASES CONCEPTUALES PARA LO QUE VENDRA MAS ADELANTE EN EL ANÁISIS DE LO SIMBÓLICO EN EL ARTE QUE COMENZAREMOS MUY PRONTO...

POR AHORA HAY UNA PROPUESTA Y ES LA DE IDENTIFICAR LAS MÍMESIS O REMEDOS DE OBRAS EN LE VIDEO COLGADO POR ANDRES CASTAÑO Y ESE ES UN BUEN EJEMPLO INTRODUCTORIO PARA LO QUE SE ESTUDIARA COMO SIMBOLO EN EL ARTE...PILAS A PARTICIPAR A VER COMO LES VA CON ESTO

Imagos-simbólico dijo...

Glosario de Términos/ Redescubrimiento del símbolo
Por: Melissa Zuluaga Giraldo

Mundo Exótico:
Símbolo: Cualidad otorgada a las cosas u objetos que responden a una necesidad de comunicación, llenando así una función.
Vida espiritual: Conjunto de símbolos, mitos e imágenes que pueden cambiar y variar con el tiempo, pero que no desaparecen.
Paraíso terrestre: El tiempo en el que no existían tantas normas y restricciones para el hombre, donde por decirlo de alguna manera era más libre.
Paraíso Oceánico: Tiempo en el cambiaron muchos aspectos del paraíso terrestre, generando mayor producción de imágenes, y por ende más interpretaciones objetivas de la realidad.
Pensar Simbólico: Característica del ser humano en general, que le permite significar la realidad y sus manifestaciones.
Inconsciente: Espacio mental o psicológico en el que habitan imágenes y pensamientos que giran alrededor de hadas, dioses, monstruos, entre otros.
Imagen: Es la forma de representar algo tal cual como es.
Imaginación: Forma de imitar modelos y conceptos que se reproducen a través de imágenes.
Empirismo: tendencia que considera la experiencia como norma de verdad en el conocimiento.
Racionalismo: concepto que identifica a la razón con el pensar
Positivismo: Corriente que afirma que el único conocimiento auténtico es el conocimiento científico.
Cientificismo: Término utilizado para designar a la corriente de pensamiento que acepta sólo las ciencias comprobables empíricamente como fuente de explicación de todo lo existente.

Imagos-simbólico dijo...

La Esfinge de Giza/Arte Egipcio
Por: Melissa Zuluaga Giraldo

El vigilante padre del terror


La Esfinge de Giza es una monumental estatua que se encuentra en la ribera occidental del río Nilo, unos veinte kilómetros al sudoeste del centro de El Cairo. Mide 73 metros de largo por 20 de alto y 14 de alto. Se realizó esculpiendo un montículo de roca caliza existente en el lugar.
Este monumento ha sido símbolo de veneración y culto especialmente durante el imperio nuevo, incluso formó parte del complejo funerario del rey durante la dinastía IV de Egipto.
Al igual que las grandes pirámides tiene una orientación determinada, mira hacia el este, hacia el lugar por donde sale el sol, hecho que está relacionado con las creencias religiosas y de ultratumba de los antiguos egipcios.
Los habitantes del lugar la llamaban Abu el-Hol “Padre del Terror”, corrupción de la expresión copta bel-hit, que se aplica a quien pone toda su inteligencia en los ojos y que traduce la denominación egipcia hu o ju que significa el guardián o vigilante.
Además, fue identificada con el dios extranjero Horum, y con el dios egipcio Horus como Hor-em-Ajet, o Harmajis, "Horus en el horizonte". En lengua árabe la denominaron Abu el-Hol "Padre del Terror". El epíteto dado por los egipcios a las esfinges era shesep-anj "imagen viviente".
Según con la mitología griega, la esfinge es un monstruo con cabeza y pechos de mujer, cuerpo de león y alas de ave que representaba la sabiduría, y quien según la leyenda, se subió en lo alto de una roca a la entrada de la ciudad griega de Tebas, y a cualquiera que intentaba entrar o salir le proponía un acertijo y al que no lo resolvía lo devoraba. Se dice que un día apareció un viajero quien respondió acertadamente, razón por la cual la esfinge, de la furia, se suicidó. Este personaje era Edipo, quien fue nombrado salvador de Tebas y se casó con la reina.
Sin embargo, los egipcios no conocían esta leyenda, pero relacionaban a algunas divinidades con cuerpo de león con la cabeza del rey para representar la fuerza y el coraje.
Entre los años 1.816 y 1.818 el Capitán Giovanni Battista Caviglia se encargó de desenterrar La Esfinge y los templos que la rodean. Su proximidad a la Pirámide de Kefren fue una razón más que suficiente para asociar su construcción a la figura de este faraón, defendiéndose incluso la idea de que el rostro de La Esfinge es la del propio Kefren (2.520-2.494 a.C.).
Son muchas las teorías que han permanecido inmunes hasta nuestros tiempos, como la del Faraón Tutmosis IV, quien según cuenta la leyenda, un día, cuando aún era príncipe, se posó cansado a la sombra de la cabeza de La Esfinge que sobresalía de la arena y se durmió y que de repente la Esfinge abrió la boca y le habló, diciéndole que era el Dios Harachte-Chepere-Ra-Atón, y que a cambio de desenterrarla le prometía entregarle la corona de Egipto, y hacerle poseedor de riquezas inimaginables.
La imagen de la Esfinge ha permitido a lo largo de los años, deleitar a los turistas, generar historias, capturar la atención de los geólogos, y alimentar el alma mítica de innumerables personajes, quienes además de la razón, creen en el subconsciente y en los personajes que proviene del mismo, contribuyendo así al sostenimiento de la historia egipcia, al enriquecimiento de su cultura, y a la promoción de diferentes prácticas.